El Maestro

Su Divina Gracia A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada, nació en 1896 en Calcuta, India.
Tras completar su educación universitaria en 1922 conoció a su maestro espiritual, Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Gosvami, prominente religioso erudito, fundador del Gaudiya Matha, una congregación espiritual con 64 templos en toda la India, quien apreció a este joven educado y a quien convenció para que consagrara su vida a propagar las enseñanzas del conocimiento védico. Srila Prabhupada se convirtió en su alumno para, diez años más tarde en 1932, en Allahabad, pasar a ser formalmente su discípulo iniciado.
Ya en 1922, durante su primer encuentro, Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura había pedido a Srila Prabhupada que divulgara el conocimiento védico en el idioma inglés. En los años siguientes Srila Prabhupada escribió un comentario de El Bhagavad-gita, ayudó a la Gaudiya Matha en su labor, y a partir de 1944 comenzó a escribir y publicar una revista quincenal en inglés llamada “De vuelta al Supremo” que los discípulos de Srila Prabhupada continúan publicando hasta hoy en 19 idiomas.
En 1950, con 54 años, Srila Prabhupada se retiró de la vida de casado para vivir en Vrindavana, en condiciones de gran sencillez y austeridad en el histórico templo medieval de Radha- Damodhara. Allí se dedicó durante unos años a profundizar en sus estudios y escribir. En 1959 aceptó la orden de vida de renuncia (sannyasa).
Tras haber publicado en la India tres volúmenes del Srimad Bhagavatam, en 1965 viajó a los Estados Unidos para cumplir con la orden de su maestro espiritual, escribiendo más de 60 volúmenes de traducciones, comentarios y estudios resumidos de los clásicos filosóficos y religiosos de la India.
Srila Prabhupada llegó a Nueva York en un barco de carga procedente de la India, sólo con el equivalente a cinco dólares en rupias. Un año más tarde, en julio de 1966, fundó y estableció la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna (ISKCON). Una Asociación que guiaría durante los once años siguientes hasta convertirla en una organización mundial con más de cien templos, escuelas, ashramas, institutos y comunidades agrícolas, viéndola desarrollarse en un rapidísimo ascenso hasta que en noviembre de 1977 partió de este mundo.
No obstante, la contribución esencial de Srila Prabhupada son sus libros. Traducidos a más de treinta idiomas y altamente respetados por la comunidad académica debido a su autoridad, profundidad y claridad, son textos de consulta en numerosas universidades del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *