Mi verdad, tu verdad

Hoy ha surgido una conversación filosófica con un profesor de la universidad de Granada, sobre el tema de si la verdad es relativa o absoluta.

Francisco, que así se llama el amigo, me citó el siguiente diálogo de Sócrates:

Protágoras: La verdad es relativa. Es sólo una cuestión de opinión.

Sócrates: ¿Quieres decir que la verdad es meramente una opinión subjetiva?

Protágoras: Exactamente. Lo que es verdad para Ud., es verdad para Ud., y lo que es verdad para mí, es verdad para mí. De tal modo, la verdad es subjetiva.

Sócrates: ¿Quieres decir que mi opinión es cierta en virtud de que es mi opinión?

Protágoras: Ciertamente, sí.

Sócrates: Mi opinión es que la verdad es absoluta, no subjetiva y que tú, Protágoras, estás absolutamente equivocado. Puesto que esta es mi opinión, debes conceder que es cierto, de acuerdo con tu filosofía.

Protágoras: Ud. tiene razón, Sócrates.

Mi maestro, Srila Prabhupada dice al respecto: «La Verdad Absoluta es cierta para todos, y la verdad relativa, es relativa a una posición en particular. La verdad relativa depende de la Verdad Absoluta, la cual es el summum bonum. Dios es la Verdad Absoluta, y el mundo material es la verdad relativa».

Protágoras de Abdera